Relojes inteligentes podrían ayudar a detectar signos de depresión

El Centro de Investigación Biomédica en Red de Salud Mental reveló que relojes inteligentes podrían identificar cuáles personas son más vulnerables a padecer síntomas severos de depresión. Un reciente estudio del Centro de Investigación Biomédica en Red de Salud Mental (Cibersam) reveló una conexión entre los síntomas de la depresión y los cambios en la frecuencia cardíaca en personas con antecedentes de esta enfermedad a través de relojes inteligentes. 

En la investigación, llamada RADAR-MDD, se recopilaron datos de 510 personas a través de tres instituciones científicas internacionales: el Centro de Investigación Biomédica en Red (Ciber) en España, el Vrije Universiteit Medisch Centrum (VUmc) en Países Bajos, el King’s College London (KCL) de Reino Unido.

Los participantes del estudio, quienes tienen antecedentes de trastorno depresivo mayor recurrente, fueron evaluados mediante el cuestionario PHQ-8, un test de autoevaluación para medir la gravedad de los síntomas de depresión. 

Con este cuestionario, que es de ocho preguntas, se analizaron los siguientes factores: el estado de ánimo, la pérdida de interés o placer en actividades, los problemas de sueño, la fatiga, la disminución de la concentración, los sentimientos de inutilidad o culpa, los cambios en el apetito o el peso, y los pensamientos de muerte o suicidio.

Así mismo, durante dos años, se utilizaron relojes inteligentes para monitorear a participantes con el propósito de recopilar datos de frecuencia cardíaca. Los resultados de ambas mediciones, es decir, del cuestionario PHQ-8 y la monitorización a través del reloj inteligente, evidenciaron dos tendencias:  Las personas con una menor variabilidad en su frecuencia cardíaca durante los periodos de descanso en el día muestran síntomas depresivos más intensos y las personas con una frecuencia cardíaca más elevada durante los periodos de descanso en la noche experimentaron una mayor severidad en los síntomas de depresión.

“Desde una perspectiva clínica, estos hallazgos son muy relevantes, ya que indican que una mayor frecuencia cardíaca y una menor variabilidad de la frecuencia cardiaca diaria en reposo podrían estar asociada con una mayor vulnerabilidad a la gravedad de la depresión. Es decir, que las personas con una FC más alta y menos fluctuante podrían ser más propensas a experimentar depresiones más intensas o recurrentes”, explicó la doctora Sara Siddi, una de las autoras del estudio.

En este caso, la frecuencia cardiaca podría ser utilizada como un biomarcador específico “para monitorear las fluctuaciones en la gravedad de la depresión” en personas vulnerables, lo que permitiría una alerta temprana en caso de una posible recaída y tomar medidas preventivas para un tratamiento. 

Relacionado

Javier Muñoz, el veterano que se craneó el tejo electrónico

De Turmequé, Boyacá, para el mundo, es la frase...

Colombiano lleva 69 años estudiando los peces del mundo

Carlos Ardila Rodríguez es un científico nacido en Floridablanca,...

Diseñadora bogotana promueve transformación social a través de la moda

Laura Laurens, es una diseñadora autodidacta que crea ropa...

Activista chocoana recibirá Premio Nansen, y será galardonada en Suiza

La historia de Elizabeth Moreno Barco, también conocida como...
spot_imgspot_img
spot_imgspot_img

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí