Migrante venezolano con la danza y el teatro encontró forma de vida en Riohacha

El joven venezolano, profesional de artes audiovisuales y danzas contemporáneas Aldemaro Romero, debido a la situación económica que atravesaba su país hace seis años, y el fallecimiento de su padre, consideró que era el momento de empezar otra historia y así se vino sin tener conocidos, sin ver una distancia y sabiendo que nadie lo esperaba.

Así salió de Venezuela, decidido a enfrentar las miles batallas, buscando nuevos horizontes; y en la ciudad de Riohacha, que lo acoge desde hace esos mismos 6 años, encontró con la danza una forma de transformación propia. “Empecé mi proceso en las calles de Riohacha, solo tenía un bafle pequeñito y me iba a los restaurantes y centros comerciales a bailar. A la gente le llamaba la atención porque era muy profesional y al final me pedían que les diera clases”, comentó Aldemaro. 

Integrantes de Talento de Calle, del joven venezolano.

Talento de Calle’; su proyecto de vida, nació como un día cualquiera en el monumento de las mariposas amarillas, fue allí donde comenzó a formar jóvenes venezolanos y colombianos en situación de calle que encontraron en el teatro y la danza una forma de vida. De acuerdo con el artista, Talento de Calle no solo les ayudó a los jóvenes de la región, también a sí mismo porque lo encaminó a un propósito de acción en el territorio.

“Para mí es muy importante el tema de la inclusión, de las oportunidades que hay para migrantes y personas retornadas a Colombia, para que, por medio de la danza, pueda realizar su proyecto de vida”.

Samuel integrante del grupo danza cuenta que tiene aproximadamente 70 jóvenes en los barrios de Riohacha como lo son Villa del Sur, Nazareth, Aeropuerto y en el Comunitario todos impulsándolos desde el área de artística. Entre esos 70 jóvenes los tenemos divididos entre baile, canto, actuación y modelaje.

Talento de Calle es oficialmente una corporación y su estrategia se basa en hacer tomas en las zonas comunas de Riohacha. “Yo voy a los parques y doy clases gratuitas para integrar a todas las personas que están en el lugar, desde ese momento empiezo a cambiar la dinámica del territorio”, dice Aldemaro y cuenta que va a los parques La Esperanza y Los Olivos, así como a la comuna 10.

jóvenes y niños que hacen teatro y danza en Talento de Calle.

Es un sueño que nació en las calles tuve la oportunidad de pertenecer a este grupo me interesé mucho y empecé este sueño cuenta Penélope una de las bailarinas del grupo de danza.   Talento de calle se siente identificada con la canción de la cantante colombiana Aida Bossa “vida de colores”, ya que es un tema que trajo color y esperanza a niñas, niños y adolescentes migrantes de Venezuela, colombianos retornados y personas en comunidad de acogida que hoy viven en la ciudad de Riohacha.

Relacionado

Javier Muñoz, el veterano que se craneó el tejo electrónico

De Turmequé, Boyacá, para el mundo, es la frase...

Colombiano lleva 69 años estudiando los peces del mundo

Carlos Ardila Rodríguez es un científico nacido en Floridablanca,...

Diseñadora bogotana promueve transformación social a través de la moda

Laura Laurens, es una diseñadora autodidacta que crea ropa...

Activista chocoana recibirá Premio Nansen, y será galardonada en Suiza

La historia de Elizabeth Moreno Barco, también conocida como...
spot_imgspot_img
spot_imgspot_img

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí